La importancia de la publicidad en tiempos de coronavirus

La población mundial está confinada en casa debido a la pandemia provocada por el Covid-19. Sin embargo, eso no significa que desaparezcan las necesidades que la población tiene. Los ciudadanos pueden salir a comprar productos de primera necesidad y comprar online otro tipo de ellos. De ahí la importancia de la publicidad en tiempos de coronavirus, a pesar de que muchas empresas hayan decidido dejar de invertir en publicidad.

En pasadas crisis quedó demostrado que aquellas empresas que no dejaron de invertir fueron las que mejor resistieron los envites en estos tiempos complicados. Por ello, los expertos recomiendan mantener la inversión publicitaria y de marketing con el objetivo de seguir presente en la mente del consumidor. Dentro de la estrategia a seguir el refuerzo de la imagen de marca, así como el refuerzo de la intención de compra se convierten en los principales objetivos.

Durante este mes de confinamiento las marcas han adaptado sus mensajes al ánimo general aportando mensajes optimistas, de esfuerzo colectivo, solidaridad, etc. Y es que el consumo de información y entretenimiento se ha multiplicado. Según datos proporcionados por Omnicom MediaGroup, se ha registrado un aumento exponencial de las audiencias de televisión y las plataformas online de los diferentes grupos editoriales. Cabe destacar que el consumo en la pequeña pantalla se ha situado en una media de 5,35 horas por persona. En cuanto a la prensa por Internet, la primera semana de confinamiento en España se registró un consumo del 77%.

Este aumento de audiencia, en parte, no se ve reflejado en la inversión publicitaria. Muchas empresas han tomado la decisión de paralizar las campañas, la cifra ronda entre el 40% y el 50% de las campañas. De hecho, el sector señala que en marzo se perdió al menos un 20% de su negocio y ya se preveía que en abril la cifra iba a ser mayor. Con este panorama se estima que en este año la facturación del sector bajará del 10% al 15%. Ya que, según datos de Infoadex, en 2019 los anunciantes españoles gastaron 5.952 millones de euros en anuncios, un 0,2% menos que en el 18.

El aumento de la audiencia y el descenso de la inversión chocan con la percepción general que tienen los españoles respecto a la publicidad. Según el Barómetro Covid19 de Kantar, el 80% de los españoles está a favor de que las marcas sigan anunciándose pero con un mensaje adaptado al contexto social y económico actual. Según este informe, “el 75% de la población en España no quiere que las marcas aprovechen la situación para promover la marca. Lo que prefieren es que muestren cómo las marcas pueden ser útiles en la nueva cotidianidad (83%) o informar sobre sus esfuerzos para afrontar la situación (81%)”.

Las empresas han tenido que adaptar su estrategia de marketing y comunicación a la nueva situación. Además, deberán mirar a ese futuro cercano en el que se pueda volver a la ‘normalidad’. Sin embargo, los cambios que se están produciendo en la sociedad y la forma de consumo han llegado para quedarse. De hecho, tal y cómo se refleja en el Barómetro de Kantar, “el 9,6% de los españoles ha comprado por primera vez comida y bebidas online. Y el 7,1% productos cosméticos y de cuidado personal”.

Estrategias que se pueden seguir

La importancia de la publicidad en tiempos de coronavirus lleva consigo una firme apuesta por el marketing digital y el e-commerce. Esto permitirá estar cerca de los consumidores y conocer a los potenciales clientes en cuanto a sus gustos, intereses, datos demográficos, etc.

Entre las estrategias que las empresas pueden adoptar está la de mantener informados a sus consumidores transmitiendo un mensaje de tranquilidad. Las redes sociales, le email marketing, la web y la publicidad online y offline serán los canales para conectar con la sociedad. Ofrecer un buen servicio de atención al cliente a través de los canales online como el mail, el WhatsApp Business, el telefónico, etc. debe ser prioritario. Es la forma de estar cerca, solucionar dudas y posibles problemas a través de diferentes mejorando así la imagen de marca.

También se puede usar los valores de la empresa para apoyar a los clientes y ofrecerles un valor añadido y fidelizar a los clientes. Utilizar la publicidad en medios de comunicación digitales; promocionarse en redes sociales; desarrollar dentro de las posibilidades y el sector de cada empresa contenido para Youtube; o incluso abrir en la web una página de información sobre el covid-19 pueden ser algunas de las estrategias. Además, la empresa puede aprovechar para analizar el rendimiento de la página web.

En cuanto a las redes sociales hay que aprovechar el momento para interactuar con los usuarios. Generar contenido que entretenga, ganar seguidores y fidelizar aquellos fans que se tienen a través de sorteos, promoción de hábitos saludables, ofrecer algún servicio gratuito o webinars y emisiones en directo a determinadas horas con el fin de entretener e informar.