Eurostars Hotels lanza una promoción especial que invita a los valencianos “confinados” a disfrutar de una noche muy especial fuera de casa

  • La cadena hotelera propone una original iniciativa que permite a residentes locales alojarse en el hotel Eurostars Gran Valencia con unas condiciones exclusivas.
  • Los clientes que se adhieran a esta iniciativa podrán estrenar las recientemente renovadas instalaciones del Eurostars Gran Valencia.

Con la superación de las distintas fases del confinamiento recuperamos libertades y dejamos atrás restricciones. El paso por los distintos escenarios nos lleva a afrontar el día a día con mayor ligereza y con la perspectiva de un nuevo horizonte hacia la añorada normalidad. Sin embargo, los movimientos siguen limitados y los desplazamientos interprovinciales no están autorizados para una gran parte de la población confinada que todavía se encuentra en las primeras fases del camino.

Pensando en estos “residentes confinados” Eurostars Hotels se desmarca con una original iniciativa que pretende ofrecer nuevas experiencias y opciones de ocio en la misma ciudad, sin necesidad de desplazarse mucho más lejos. Un guiño a aquellos clientes deseosos de reanudar la actividad y recuperar esas “escapadas” de fin de semana que les permitían realizar un paréntesis en su día a día.

Para ello la cadena lanza la campaña “Noches DESconfinadas” que permitirá a los valencianos este mes de junio alojarse en el hotel Eurostars Gran Valencia y estrenar sus recientemente renovadas instalaciones. Por tan solo 84€ los huéspedes residentes en la provincia de Valencia podrán poner fin a la rutina y la monotonía de estos días y disfrutar de una noche diferente en uno de los hoteles más emblemáticos de la ciudad. La experiencia incluye alojamiento y desayuno en habitación superior en la planta 22 del hotel, con vistas privilegiadas a la ciudad y una cuidada ambientación romántica. Además de disponibilidad de parking para facilitar los desplazamientos de los huéspedes.

Esta experiencia se convierte en la oportunidad de volver a experimentar la ilusión de dormir fuera de casa y vivir una pequeña aventura. Además de resultar una ocasión ideal para compartir y celebrar con las personas más próximas el pistoletazo de salida en la deseada vuelta a la normalidad.