Álex Pina: “Hemos aprendido a reescribir, a olvidar lo que sabíamos y lo que nos había dado el éxito”

Una vuelta de tuerca es lo que la ficción española había logrado en los últimos años. Reinventarse, aprender de los fracasos y entender las necesidades y gustos del espectador fue la clave para que la industria española siga siendo puntera a nivel mundial según explicó Álex Pina, creador y guionista de ‘La Casa de Papel’ y fundador de Vancouver Media, en la ponencia que realizó en las Jornadas Genio, donde también recibió el primero de los galardones, el Genio Azul, entregado en la XIII edición de los Premios Genio de Vocento que se celebró en Valencia.

“Muchos de los fundamentos de cualquier industria o de la vida vienen de un fracaso. Veníamos de crear series muy exitosas como ‘Los Serrano’ o ‘Periodistas’ y buscamos arriesgar con un cabaret, pero la dirección tras la crisis de Lehman Brothers no quiso apostar por lo diferente y nos estrellamos”, explicó Pina quien añadió que “tras el fracaso que vivimos con ‘Bienvenidos al Lolita’ estuvimos investigando sobre lo que se hacía en Estados Unidos y decidimos aportar una base con la filosofía española. Aprendimos a reescribir, a olvidar lo que sabíamos, lo que nos había dado el éxito. Aprendimos a escribir de manera diferente. E hicimos ‘Bis a Bis’ y luego ‘La Casa de Papel’”.

El guionista de ‘La Casa de Papel’ explicó que habían logrado hacer “una cosa que se llama ficción lateral en la que casi todo era diferente a lo que habíamos hecho. Y lo cierto es que en la compañía había muchas dudas al respecto. Pero ‘Bienvenidos al Lolita’ nos enseñó a ser consecuentes con las ideas. Si hacías una serie de la cárcel debíamos ser consecuente con sus personajes. Nos dijeron que el espectador no estaba preparado para verlo. Pero fue un éxito”.

Visto que esa nueva ficción, ese nuevo enfoque había tenido éxito, Pina y cinco creativos más fundaron Vancouver Media con el objetivo de hacer adicto al espectador, de darle lo que no espera, de ser diferentes. “Considero que la autocomplacencia es el problema de hoy. En todo el mundo hay niveles de autocomplacencia cuando lo que realmente funciona es la autocrítica”. Pina explicó que, a su parecer, “el problema fundamental para lograr hacer cosas diferentes es que la mente no está preparada. Casi siempre se te ocurren cosas que ya has visto”.

Álex Pina señalaba que esa búsqueda constante por lo diferente es lo que ha hecho a la ficción española competir de tú a tú con los estadounidenses. “Creo que la vía lateral es la gran fuerza de la ficción española. Es un caso singular. Es el único sitio que no ha sucumbido a la colonización americana. Debemos buscar la identidad, tu ADN y lo que da un producto que no había en el mercado. Necesitamos esa diferencia que hace adicto al espectador y eso son los personajes. Debemos conseguir que los personajes sean únicos, que no recuerden a nada, que sean auténticos”.

Pina explicó que “cuando hacíamos ficción blanca nos decían que el espectador no quiere que le incomoden. Pero la realidad es que necesita que lo estimulen, esta es la razón por la que hay que renovarse. El espectador es un experto ya en contenido y debemos sorprenderle. De hecho, en nuestras ficciones trabajamos mucho las píldoras, cambiamos de género constantemente, igual quemamos en un capítulo diversas tramas que daban para tres o cuatro capítulos. Con todo esto hemos logrado reinventar la ficción y conseguir que el espectador siga enganchado a la ficción española”.